Buscar
  • Lovely Telas

¡Qué ganas tenía de compartir con vosotras el tutorial de nuestro Lovely Cuello! Es un cuello de quita y pon absolutamente ideal para dar un toque a cualquier jersey o chaqueta de punto. Es sencillo de confeccionar ¡en 30 minutos podrás lucirlo!





El patrón consiste en dos piezas, la superior, que es la que será visible al usarlo y la inferior, que se colocará en el interior de la prenda que llevemos puesta.


Empezamos por los materiales:


- Patrón, disponible por tiempo limitado en el siguiente link:


https://www.lovelytelas.com/patrones


-50 cm para la tela de la parte superior y 50 cm para la inferior, se puede usar algodón 100%, lino, cotton washed


En este tutorial he querido utilizar dos telas contrastadas para que se distinguieran las diferentes piezas, para la parte cara principal he utilizado vichy negro (https://www.lovelytelas.com/product-page/vichy-gris) y para la cara B el Special teja, una mezcla de viscosa y lino que me tiene enamorada (https://www.lovelytelas.com/product-page/special-teja)


- Botón, snap, corchete o velcro para el cierre


- entretela opcional, depende del efecto de caída que desees que tenga el cuello y del grosor de la tela escogida


- cinta de encaje, puntilla, ribete tipo piping opcional, depende del acabado que desees darle a tu cuello




¡Manos a la obra!


El primer paso es cortar las piezas tal y como indica en el patrón, 2+2 tela principal, 2+2 tela secundaria, 2+2 de entretela, en caso de usarla.


(aprovecho para daros una idea sobre cómo aprovechar las bolsas en las que os enviamos vuestros pedidos, son ideales y duraderas para patrones chiquititos)


A continuación uniremos las piezas con un pespunte lineal tal y como aparece en la imagen, realizamos el mismo paso en caso de utilizar entretela


Una vez cosido recomendamos planchar con las costuras abiertas.


Colocamos encaradas, bonito con bonito, las piezas de la tela principal y secundaria.


Cosemos un pespunte lineal en el borde exterior de la tela


Repetimos la misma operación con la pieza del patrón inferior del patrón, la que irá en el interior de la prenda. Una vez lo hagamos daremos la vuelta a ambas prendas es importante realizar piquetes alrededor de todo el contorno para obtener un mejor resultado al girarlo. También realizamos un corte en diagonal en esquina la pieza inferior para eliminar el exceso de tela


A continuación giramos las piezas y realizamos una puntada de asentamiento alrededor de cada pieza (* ver NOTA sobre la pieza inferior)


NOTA: En la pieza inferior es importante iniciar esa puntada a 1'5cm del inicio de la pieza para poder realizar correctamente los pasos finales


¡Ya tenemos nuestras dos piezas preparadas!


¡Hora de unirlas!


A continuación giraremos la pieza inferior (la que llevaremos por dentro de nuestro suéter, sudadera o chaqueta) y le colocaremos siguiendo el contorno la pieza superior, haciendo coincidir las costuras centrales de ambas piezas y situando la cara bonita de la parte inferior en contacto con la cara secundaria de la parte superior, de manera que se colocan 3 capas de tela juntas


Cara bonita de la parte inferior-Cara B de la parte superior-Cara bonita de la parte superior


En este caso tenemos dos opciones, hacer un pequeño hilvanado para fijar estas piezas juntas o fijar con alfileres y pasar al siguiente paso


En el caso de hilvanar, como en la imagen, veremos este pequeño hilo a lo largo del contorno interior. En este punto procedemos a marcar una abertura de unos 3-4cm , a unos milímetros del hilván pasaremos un pespunte lineal por todo el contorno con excepción de esos 3-4 cm que nos hemos marcado, será ahí donde daremos la vuelta a nuestro cuello


Hacemos "nacer" nuestro cuello, sacando la parte que queda dentro hacia el exterior cuidadosamente. Al tener el cuello listo y para cerrar la abertura y fijar el cuello colocamos alfileres alrededor de todo el cuello y realizamos un pespunte hasta el punto que habíamos dejado antes a 1'5cm en la pieza inferior de nuestro cuello



Planchamos para fijar costuras

Una vez hecho ¡ya tenemos nuestro cuello!


Tan solo nos queda decidir cómo cerrarlo ¿corchete invisible, snap, velcro? En caso de lucirlo con un cárdigan de cuello algo cerrado los botones pueden ser una bonita opción





Según la prenda utilizada el cuello puede dar un look totalmente distinto


¡Esperamos que os haya gustado y luzcáis y nos enseñéis vuestros Lovely Cuellos muy pronto! Para ello no dudéis en etiquetarnos en redes sociales @lovelytelas






841 vistas0 comentarios
  • Lovely Telas

No imagináis la ilusión que nos hace, después de tantas semanas, volver al blog y especialmente tan bien acompañados como hoy, con alguien tan sumamente especial como Marina de @theimaginery


TUTORIAL DIADEMA CON NUDO


Materiales:


- diadema lisa de plástico

- tela de algodón 100%

- pistola de silicona


Antes de empezar, mediremos la diadema (y añadiremos 12 cm a esa medida) para calcular la cantidad de tela. En mi caso, 38cm+12cm. Cortaremos un trozo de tela de 50cm x 11-12 cm (si la diadema es ancha, podéis añadir más cm a ese ancho de tela).




Encaramos el lado bonito de la tela y pasamos pespunte a lo largo.



Damos la vuelta y planchamos quedando en el medio la costura.



Ponemos el lado donde no hay costura hacia arriba, doblamos las esquinas de un lado, una encima de la otra y cosemos. Hacemos lo mismo con el otro lado.



Le damos la vuelta y con la ayuda de las tijeras ponemos bien las esquinas.



Ponemos un lado de la diadema dentro, hacemos nudo alrededor de ella y enfundamos el otro lado.



Y ya solamente nos queda pegarlo (también se le pueden dar cuatro puntadas a mano) y lista para ser lucida!


¡Nos encantará ver vuestras diademas! No dudéis en etiquetarnos a @theimaginery y @lovelytelas para que no nos las perdamos






413 vistas0 comentarios
  • Lovely Telas

¡Menudo honor que Estela de @mikitandme vuelva este año a celebrar nuestro cumple regalándonos un tutorial para vosotras! Esperamos que lo disfrutéis y cosáis muchos lovely vestidos


Poder celebrar el aniversario de Lovely Telas creando un proyecto juntos es felicidad, emoción, nervios y responsabilidad a partes iguales, así que, solo puedo daros una vez más las gracias por contar conmigo. ¿Os podéis imaginar una fiesta de cumpleaños cosiendo? ¿¡Qué más se puede pedir!? Bueno si, una cosita más: ¡Muchos, muchos años más rodeados de telas lovely!



Coser para nosotras es una satisfacción, pero coser para nuestros peques es mucho más que eso, lo que se siente cuando les gusta lo que les haces, lo lucen orgullosos… ese sentimiento es impagable.


En este post os vamos a explicar, paso a paso, como confeccionar un vestido como este o si preferís una camiseta o blusón o… Hay montones de opciones que se pueden hacer así que ¿nos acompañas y cosemos juntas?


El patrón


Para realizar este vestido vamos a modificar un patrón, pero es una modificación realmente sencilla y fácil de hacer, solo necesitamos un lápiz y una regla de patchwork o una escuadra.


El patrón base que hemos usado es de camiseta básica, podéis usar cualquiera que tengáis o incluso sacarlo de una camiseta vieja.


Lo primero es preparar la base para lo modificación y, para ello, hacemos como siempre, calcamos las piezas del patrón que vayamos a usar, en este caso, delantero, espalda, manga y el cuello. Para trabajar mejor la modificación es recomendable usar papel kraft blanco.



Ahora hay que hacer unas cuentas, pero no asustarse, es muy sencillo. El vestido que vamos a coser tiene tres partes: el cuerpo y dos partes de falda, una superior y otra inferior. Para que el vestido quede armónico las tres partes tienen que medir más o menos lo mismo, y para ello, medimos el largo que queremos que tenga el vestido y lo dividimos entre 3. El resultado que obtengamos es la medida que usaremos para acortar el talle.


En este caso, el largo del vestido que queremos son 57 cm., que dividido entre 3 son 19 cm. Esta medida es muy importante, vamos a anotarla bien y tenerla siempre a mano.


Comenzamos modificando el patrón del cuerpo delantero. Desde la unión del hombro y el escote, sin contar el margen de costura (¡cuidado con esto!), trazamos una recta perpendicular al centro del delantero a la distancia que tenemos, en este caso, 19 cm.


Añadimos el margen de costura y recortamos.


Seguimos las modificaciones y toca el turno del patrón de la espalda. Aquí es muy importante que coincida perfectamente la distancia de la sisa al talle del delantero con la espalda, medimos bien con la regla (en nuestro ejemplo 4 cm.) y para asegurarnos hacemos coincidir los dos patrones en los laterales. Una vez que tengamos marcado ese punto trazamos una línea perpendicular a la línea de centro de la espalda. Añadimos margen de costura y recortamos el patrón.


Ya tenemos nuestro patrón del cuerpo modificado con la altura del talle que queríamos.


Venga que ya no queda nada y una vez que tengamos el patrón todo será coser y cantar.

Lo siguiente que vamos a hacer es calcular las piezas de las faldas que serán rectángulos de tela (dos para la falda superior y dos para la inferior).


Comenzamos con la pieza de la falda superior, el largo de esta pieza será otra vez el resultado de la división que hicimos ¿os acordáis? En este vestido era 19 cm. a los que añadiremos el margen de costura. ¿Y el ancho? Aquí hay muchas formas de calcularlo y va en gustos, si queremos con más frunce, con menos, lo que sí es importante es mantener la proporción. Medimos el ancho del delantero y lo multiplicamos por una cantidad fija que dependerá del vuelo que queramos. Como no queríamos un vuelo excesivo lo vamos a multiplicar por 1,5. Si queremos más vuelo lo multiplicaríamos por 1,7 o 1,8.


¡Ojo! No nos podemos despistar aquí, estamos trabajando con medio cuerpo, por así decirlo y para la falda vamos a seguir igual, por tanto, el ancho del delantero del patrón que hemos usado aquí mide 18 cm, que multiplicado por 1,5 son 27 cm. más margen de costura, tendremos un rectángulo así:




Para la falda inferior hacemos igual, trazamos un rectángulo que tenga 1/3 de la longitud total del vestido más margen de costura y dobladillo (en este caso: 19 cm. + 1 cm. de margen + 3 cm. de dobladillo) y de ancho, el ancho de la falda superior multiplicado por 1,5. En el ejemplo, sería 27 cm. x 1,5 = 40,5 cm. más margen de costura.


¡Importante! Estas piezas están calculadas para cortar con la tela doblada y hay que cortar dos piezas iguales, una para el delantero y otra para la espalda. Por tanto, recapitulando, tenemos que tener 1 pieza de patrón de falda superior y otra de falda inferior y al cortar, con la tela doblada, tendremos 2 piezas de falda superior y 2 piezas de falda inferior.


La tela y el corte


Este vestido es muy versátil, se puede coser en popelín, viyela, doble gasa… o punto de algodón que es la tela que hemos usado en este caso, la Flowery Teja


https://www.lovelytelas.com/punto-de-algod-n

https://www.lovelytelas.com/search-results-page/doble%20gasa

https://www.lovelytelas.com/search-results-page/popel%C3%ADn



En cuanto a la cantidad necesaria lógicamente dependerá mucho de la talla que hagamos, como orientación para una talla 104 cm. hemos necesitado 1 metro de tela.


¿Conocéis a alguien que le guste cortar? Da un poco de pereza, pero como hay que hacerlo…


Cortamos las piezas que serán: un delantero, una espalda, las dos mangas, el cuello, dos piezas iguales para la falda superior y dos piezas iguales para la falda inferior.



La confección


Una vez hecho lo complicadete (la modificación) y lo aburridillo (el corte) solo nos queda arrancar máquinas y ¡darle al pedal!


Este vestido, como casi todas las prendas, se pueden coser de distintas formas, vamos a explicar cómo montarlo para controlar mejor el reparto del frunce, pero perfectamente se podría montar primero el cuerpo, luego coserle la falda superior y, por último, la falda inferior, cada una como se maneje mejor.


1º Fruncimos las piezas de las faldas, pero cuidado, solo uno de los lados largos de cada rectángulo.


Aquí también hay diferentes formas de hacerlo. Una manera de fruncir es bajando la tensión de la máquina y subiendo el largo de la puntada. Hacemos dos líneas de frunce, una al ancho del prensatelas y otra unos milímetros más hacia el borde de la tela.


¡Truquillo! Como el hilo del que se tira para fruncir es el de la canilla, es mejor colocar en la máquina la tela con el derecho hacia arriba, así al colocar derecho contra derecho para unir las piezas, el revés de la tela y, por tanto, el hilo de la canilla queda arriba y se puede manejar mejor el frunce.


2º Vamos a unir la falda superior al delantero, colocamos derecho contra derecho, tal y como se ve en las fotos, y vamos repartiendo bien el frunce sujetando con alfileres. Cuando lo tengamos bien repartido cosemos. Planchamos bien y remallamos o hacemos un zigzag.

Haremos lo mismo uniendo la otra falda superior a la espalda.


3º Ahora unimos la falda inferior a la falda superior, que ya tenemos unida con el delantero, y la otra pieza de la falda inferior a la falda superior, que tenemos unida a la espalda. Lo hacemos exactamente igual que hemos hecho antes.


4º Cosemos delantero y espalda por los hombros. Planchamos la costura en abierto y remallamos o no, a nuestra elección, al ser punto y no deshilacharse lo podemos dejar sin remallar.


5º Montamos las mangas.


6º Cerramos el vestido uniendo los laterales, para ello, es importante hacer coincidir bien las costuras sujetando con alfileres. Cosemos desde la manga hasta el bajo, planchamos bien las costuras, como siempre y remallamos o no, a nuestro gusto.

¡Ya sí que nos va quedando poco, poco!


7º El cuello

En este caso hemos rematado con un cuello tipo camiseta que era el que venía en el patrón del que partimos.


Para ello, cosemos uniendo los lados cortos del cuello, planchamos en abierto y planchamos el cuello a la mitad con el derecho a la vista.


Dividimos el cuello en 4 con alfileres y dividimos también el escote en 4.


Unimos el cuello al escote haciendo coincidir uno a uno los cuatro alfileres o marcas que hemos puesto en cada uno.


Como el cuello es menor que el escote a la hora de coser tenemos que ir tirando suavemente del cuello para que la medida de ambos coincida mientras cosemos. Usamos de referencia los alfileres que hemos puesto. Tomaos vuestro tiempo, los primeros cuellos son un pelín más costosos de coser pero una vez pillado el truco se montan en un momento.


Para rematar también tenemos distintas opciones, para este vestido hemos usado aguja doble para el cuello, el bajo y las mangas.


¿Y esto es todo? Sí, sí, ya tenemos vestido listo.



Pero no queríamos dejarlo aquí, queríamos enseñaros como con esta modificación se pueden hacer muchas prendas diferentes. Este vestido es de manga larga, pero ¿y con una manga francesa? ¿O con manga corta para el verano? Chulo ¿verdad? ¿Y si en vez de coser un cuello camiseta rematamos con un bies? Le da un aire un pelín más formal, ¿no? ¿Y si es tela plana y le abrimos por la espalda con una lágrima y le ponemos un lacito con bies? ¡Otro vestido distinto! Pero, vaya, a tu peque no le gustan los vestidos, ¡no pasa nada! Hacemos camiseta, blusón…



Para la camiseta, la modificación del patrón es igual que para el vestido, lo único que el largo deseado de la camiseta o blusón en vez de dividirlo entre 3 lo dividimos entre 2, ya que solo tendremos la falda superior.


El cuello va rematado con bies, la manga es francesa con goma y el bajo lleva un dobladillo simple. Tres cambios y la prenda se convierte en algo muy diferente


El cuello va rematado con bies. Poner un bies a un cuello no es complicado, aunque sí que requiere un pelín de paciencia y algo de maña.


Sujetamos el bies al escote con alfileres para calcular la medida que va a tener, marcamos con cuidado y soltamos un poco los alfileres para poder coser cerrando el círculo.


Hacemos una primera costura con los derechos enfrentados.


Damos un segundo pespunte en el bies muy cerquita de la costura, esto nos ayudará a asentar mejor el bies cuando lo doblemos hacia adentro.


En este momento, es mejor hilvanar el bies doblado en su posición final antes de coserlo con la máquina. Cosemos despacito y ¡bies puesto!


Una vez rematado el cuello, vamos a rematar las mangas.


Para hacer la manga francesa podemos marcar el largo deseado en el patrón o bien una vez confeccionada tomar la medida de la manga probándosela a la niña, señalamos con un alfiler y cortamos el exceso de tela. Cosemos un dobladillo dejando una pequeña parte sin coser para introducir la goma.


El bajo de la camiseta al ser un punto de algodón fino podemos hacer un dobladillo sin más.


Tres cambios y la prenda se convierte en algo muy diferente.



¿Qué os ha parecido? ¿Perdemos un poco el miedo a modificar patrones y ganamos la satisfacción de crear lo que soñamos? ¡Esperemos que sí!


Esperamos que os haya encantado y nos enseñéis vuestros lovely vestidos muy pronto, para ello no dudéis en etiquetarnos en redes @mikitandme y @lovelytelas ¡nos encantará verlos!

373 vistas0 comentarios
1/2

© 2018 by Lovely Telas. Proudly created with Wix.com