Buscar
  • Lovely Telas

Lovely Blusón

No imagináis las ganas que teníamos de colgar este tutorial, quería hacerlo yo misma y lanzarlo junto con el patrón pero como os contamos un accidente de tráfico lo impidió y aquí llegó Estela, de @mikitandme, para salvarnos. Su blusón es, en vuestras propias palabras cuando colgamos la foto en Instagram, delicado, bello, etéreo... Aquí os lo dejamos para que lo disfrutéis




No hace falta que os diga que esta blusa es preciosa, salta a la vista, pero creedme si os digo que coser el patrón HayBlu de Lovelytelas ha sido una chulada. Tiene dos cosas que, para mí, son muy importantes a la hora de decidir que prenda coser: sencillez, un delantero y dos piezas para la espalda, nada más, y un detalle que le hace especial ¿qué os parece esa espalda cruzada? Bonita ¿no?




¿Y si os digo también que es muy rápido de coser y que podéis tener dos prendas en una? Si, dos prendas en una porque vamos a coser una blusa reversible ¿Os apetece? ¿Nos ponemos manos a la tela?



Lo primero que necesitamos es el patrón que podéis descargarlo aquí :


https://www.lovelytelas.com/patrones



Montar el patrón es muy sencillo, con tijeras y pegamento o celo vamos casando los números y las piezas. Normalmente paso los patrones de la talla que voy a coser a papel kraft, así conservo intacto el patrón original y trabajo con la copia que he hecho.



La tela que hemos elegido es el Voile Golden ( https://www.lovelytelas.com/product-page/voile-golden ). Es un algodón finito con un tacto y una caída espectacular. Verla enamora, pero tocarla ¡es increíble!


Tenemos el patrón y tenemos la tela ¿comenzamos?


Paso a paso:


Cortamos la tela.


Sí vamos a usar una única tela tenemos que cortar dos delanteros y 4 piezas para la espalda. Si queremos que sea reversible cortaremos un delantero y dos espaldas de cada tela. En total tenemos que tener 6 piezas.




Cosemos las pinzas.


Os confieso que no me gustaba mucho coser pinzas, pero cosiendo esta blusa me he reconciliado con ellas. ¿Mi consejo para que queden perfectas? Pues el mismo que para casi todo, un pelín de paciencia.



Por el revés de la tela marcamos, con bolígrafo borrable o jaboncillo, el vértice y los lados de las pinzas. Si no tenemos mucha práctica, y queremos asegurarnos que queden bien, vamos hilvanando haciendo coincidir perfectamente las dos líneas que hemos trazado en cada pinza. Antes de pasar a coserlas con la máquina comprobamos que todas las pinzas tienen la misma longitud y posición.



Cosemos empezando por el exterior y saliendo por el vértice y las planchamos bien hacia abajo. ¿Listo? Pues lo único un poquito más complicado está hecho.





Cosemos los laterales de la blusa


Con los derechos de las telas enfrentados unimos el delantero con las piezas de la espalda con una puntada lineal sencilla a 1 cm. del borde. Planchamos bien en abierto.






Ahora tenemos dos piezas con aspecto de ¿murciélago? Las colocamos una sobre otra con los derechos de las telas enfrentados y vamos sujetando con alfileres. Primero hacemos coincidir las costuras laterales (en la foto alfileres verdes) y vamos repartiendo y prendiendo todo el contorno. Si no tenemos mucha soltura en la máquina y, sobretodo, las costuras curvas no se nos dan del todo bien, es preferible hilvanar.


¡Importante! Tenemos que dejar sin coser la parte superior de los tirantes, para posteriormente dar la vuelta y rematar. Para ello, señalamos unos 5 cm. en cada tirante (línea negra de la foto). También redondeamos ligeramente el bajo en la zona de las costuras laterales para recuperar así la forma curva. No hace falta cortar, con marcar la línea de costura redondeada o hilvanar para saber por dónde coser es suficiente.




Pasamos a la máquina y cosemos todo alrededor (cuello, sisas y bajo) con cuidado de no despistarnos y coser la parte superior de los tirantes.




Piqueteamos (pequeños cortecitos sin llegar a la costura) toda la blusa para que cuando la pongamos del derecho las curvas asienten mejor.




Por uno de los huecos que hemos dejado abiertos, con cuidado y paciencia damos la vuelta o, como diría alguien por aquí, hacemos nacer la prenda.



¿Os he dicho que la plancha es mi tercera máquina de coser? Planchamos sacando y asentando bien las costuras. ¡Venga que ya casi lo tenemos!


Cosemos los hombros.


Para ello colocamos la prenda cómo irá en su posición final, con la espalda cruzada, el lado derecho de la espalda se unirá con el tirante delantero izquierdo y el lado izquierdo de la espalda con el tirante delantero derecho.



En esa posición tenemos 4 capas de tela en cada tirante. Cogemos las dos del medio, las que tienen los derechos enfrentamos y cosemos.



Luego enfrentamos los derechos de las otras dos y cosemos también a la misma distancia.

En este momento (o antes de coser sujetado con alfileres o hilvanado) es recomendable que nos probemos la blusa. Si las pinzas nos quedan un poco bajas o la sisa algo abierta (a las bajitas nos puede pasar) cosemos a un pelín más de distancia del borde de la tela.


Una vez cosidos los dos hombros planchamos bien las cuatro costuras en abierto y les damos su posición final.



¡Ánimo, que ya nos falta poco!


Para rematar tenemos dos opciones, la primera es cerrar los huecos que nos han quedado en los tirantes cosiendo a mano con una puntada invisible. En este caso y una vez hecho esto ¡ya tendríamos lista nuestra blusa! La otra opción es rematar todo el contorno de la blusa con un pespunte cerca del borde de la prenda. Al pasar esta costura decorativa cosemos también la parte de los tirantes que tenemos sin coser. Eso sí, para que esta zona de los hombros quede perfecta, porque queremos que quede perfecta, ¿no?, tenemos que ayudarnos de la plancha e hilvanar con cuidado.


Podemos jugar con este pespunte decorativo, poniendo los hilos a contraste, jugando con las dos caras de la prenda, haciéndolo más pegadito al borde o a más distancia… Cada uno a su gusto. En este caso, el pespunte va muy pegadito al borde, a unos 2mm., y con el hilo del mismo color de la tela.



¡Ya tenemos una preciosa blusa lista para estrenar!



Quienes me conocéis sabéis que me gusta darle el toque personal a todo lo que hago. Creo que el encanto de coser tu propia ropa está ahí, en partir de un patrón y una tela y hacer una prenda única, tu prenda. Así que, ahí va mi detalle…




Es una blusa ideal para el verano, tiene una espalda impresionante, una caída espectacular y sienta genial.




Además, es muy versátil, al ir perfectamente cerrada y ser reversible si combinas dos telas diferentes tendrás dos prendas en una. ¿Te imaginas dos telas de popelín de algodón animadas para ir a la piscina con unos shorts? También puedes hacerla de una misma tela que, aunque siga siendo reversible, será indiferente el lado por el que te la pongas. ¿Qué te parece con un voile como el que hemos cosido aquí con unos pantalones para salir a cenar? E incluso podemos no hacerla doble y rematarla con bies. ¡Hay tantas opciones como costureras!



¿Coses la tuya? ¡Estamos deseando verla!

6,803 vistas4 comentarios

© 2018 by Lovely Telas. Proudly created with Wix.com